Liubliana: los imprescindibles que ver y hacer

Con menos de 300.000 habitantes y un casco antiguo sin coches y con el suelo totalmente empedrado, Liubliana es una capital que no parece tal. Esto es sin duda lo que la hace especial y la convierte en una ciudad que merece la pena visitar. En esta entrada te cuento cuáles son las cosas imprescindibles que ver y hacer en Liubliana, así como cuáles son las opciones más comunes para llegar a Liubliana desde Madrid, y cuántos días son recomendables para conocer Liubliana. 

que-ver-hacer-liubliana-imprescindibles

Cómo llegar a Liubliana desde Madrid

Aunque de momento los viajeros españoles no son muy numerosos en esta ciudad y no contamos con vuelos directos desde Madrid, puedes encontrar algunos vuelos con escala a buen precio, para visitar Liubliana en un fin de semana o bien como parte de una ruta por Eslovenia de mayor duración. De todos modos, si en las fechas previstas de tu viaje no encuentras vuelos a Liubliana con buen precio, puedes volar a alguna ciudad cercana como Zagreb o Venecia, y desde allí coger un autobús hasta Liubliana. Ésta es de hecho una de las formas más comunes para llegar a Liubliana, puesto que hay bastantes vuelos directos desde Madrid hacia estas dos ciudades de Croacia e Italia, y también hay muchos autobuses para llegar luego hasta Liubliana. En esta web de la estación de autobuses de Liubliana (solo disponible en esloveno e inglés) puedes ver todas las opciones, pero como resumen:

  • El trayecto Zagreb-Liubliana se cubre en autobús en unas 2 horas y media o 3 horas (dependiendo del número de paradas que se hagan), y los precios varían entre los 15 y 30 € aproximadamente (trayecto de solo ida). La compañía con mayor número de autobuses que cubren este trayecto es Flixbus, por lo que puedes revisar directamente en su web (disponible en español) los horarios y precios, e incluso realizar la compra online del billete.
  • El trayecto Venecia-Liubliana se cubre en autobús en unas 3 o 4 horas (dependiendo del número de paradas), y los precios varían entre los 25 y 40 € aproximadamente (trayecto de solo ida). Al igual que sucede con Zagreb, la compañía con más autobuses que cubren este trayecto es Flixbus, por lo que puedes revisar los horarios y precios en su web, y comprar tu billete de forma previa al viaje.

Qué ver y hacer en Liubliana

1. La Plaza Prešeren

Esta plaza es el punto neurálgico de la ciudad, y por tanto uno de los lugares que no puedes dejar de ver en Liubliana. Está nombrada en honor al poeta esloveno France Prešeren, del cual puedes ver una estatua en la misma plaza. En Eslovenia existe el sentimiento de que el idioma común es una de las claves de su identidad nacional, motivo por el cual la plaza más famosa de la ciudad no está dedicada a un general, presidente, o a un rey a caballo, como sucede en otras naciones, sino al escritor esloveno más ilustre.

plaza-estatua-france-preseren-liubliana-imprescindibles-que-ver

2. Galería Emporium

Tras la estatua a France Prešeren, verás un edificio bastante bonito que alberga hoy en día una farmacia. A continuación hacia la izquierda se encuentra una galería comercial de marcas de lujo, a la que te recomiendo asomarte unos minutos aunque no vayas a comprar nada, ya que el interior es realmente bonito.

3. Iglesia Franciscana de la Anunciación

Siguiendo en la misma Plaza Prešeren, hacia la izquierda de la galería comercial, verás un edificio rosa, que se trata de la iglesia Franciscana de la Anunciación. Se puede entrar a visitar la iglesia de forma gratuita, siendo el horario de apertura todas las mañanas de 8.30 a 13.30 h y de tardes de 14.30 a 20.30 h. La iglesia se construyó en el siglo XVII y es de estilo barroco. En anexo a la iglesia, se encuentra el convento franciscano. Seguramente te llamarán la atención dos árboles muy grandes a la entrada de la iglesia, que por su tamaño ocultan bastante el templo. La curiosidad es que estos árboles se plantaron cuando se inauguró la estatua de France Prešeren, a inicios del siglo XX, con el objetivo de que desde la iglesia no se tuviese una vista directa hacia la figura de la musa de Prešeren, representada como una mujer desnuda.

iglesia-franciscana-anunciacion-que-ver-liubliana

4. Palazzo Hauptmann

Continuamos en la misma Plaza Prešeren, y hacia el oeste desde la iglesia, en una esquina, hay un edificio bastante curioso cuyo estilo arquitectónico (en Art Nouveau) se diferencia bastante de los que le rodean. Según nos indicaron, se debe a que fue el único edificio que no se derrumbó durante uno de los grandes terremotos que ha sufrido Liubliana a lo largo de su historia. A día de hoy se conoce a este edificio como Palazzo Hauptmann, aunque en realidad no se trata de ningún palacio como tal. La arquitectura variada fue una de las cosas que más me gustó de la ciudad, y por tanto creo que disfrutar de sus numerosos edificios curiosos es una de las cosas imprescindibles que hacer en Liubliana.

5. Lluvia artificial

Y nuevamente sin salir de la Plaza Prešeren, seguramente te llamará la atención un gran círculo con "lluvia" artificial en el centro de la plaza. Aunque este verano ha sido anormalmente seco, en Liubliana suele llover bastante, así que al ayuntamiento de la ciudad se le ocurrió colocar un sistema de aspersión de agua en medio de la plaza, para que siempre llueva en la plaza.

6. Free tour

Si quieres aprender más sobre la arquitectura de la ciudad y la historia de Eslovenia, un free tour es una de las cosas imprescindibles que hacer en Liubliana. De forma previa a nuestro viaje a Eslovenia no encontramos ningún free tour para reservar online, pero en el hotel en el que nos alojamos dimos con un tríptico informativo de una compañía local que realiza este tipo de rutas guiadas por la ciudad. Durante los meses de verano, realizan tres free tours al día, a las 11, 15 y 18 h (por el momento los tours solo se realizan en inglés). Los tours parten desde la Plaza Prešeren, y no es necesario apuntarse previamente en ningún sitio.

Una de las curiosidades que aprendimos durante el free tour que realizamos por Liubliana es que el esloveno es un idioma bastante antiguo. Por ejemplo, los primeros fragmentos escritos en esloveno antiguo de los que se tiene constancia datan del siglo X, si bien fue en el siglo XVI cuando se publicaron los tres primero libros completos en esloveno: la biblia, la catequesis y el abecedario. Por poner un poco de perspectiva sobre esto, indicar que por ejemplo la primera biblia escrita en castellano también se publicó en el siglo XVI.

7. Plaza Ribji

La plaza Ribji es uno de esos coquetos lugares que ver en Liubliana que encuentras por casualidad, paseando sin más por la ciudad. Su traducción en español es "Plaza del Pescado", debido a que en este lugar se situaba hace años el mercado del pescado. Hoy en día es uno de lo lugares más fotogénicos de la zona antigua de Liubliana, y cuenta con varios restaurantes tanto en la misma plaza como en los alrededores. 

plaza-ribji-square-que-ver-liubliana

8. Paseo por el río Ljubljanica

El río Ljubljanica vertebra toda la ciudad, y es sin duda uno de los grandes atractivos de Liubliana. Se puede pasear por un amplia zona peatonal en la orilla del río, por toda la zona del casco antiguo, donde también hay multitud de restaurantes y bares con terraza donde tomar algo. Sin duda, dar un paseo por la orilla del río Ljublianica, es una de las cosas imprescindibles que hacer en Liubliana. Además, hay numerosas compañías que ofrecen tours en barca por el río, por un precio de 12 € (el precio está fijado por el área de turismo de la ciudad, por lo que es el mismo en todas las compañías). 

Como curiosidad sobre el río Ljubljanica, indicar que también se le conoce como "The River of Seven Names" porque sale y entra de la tierra siete veces, y en cada uno de los tramos tiene un nombre diferente: Trbuhovica, Obrh, Stržen, Rak, Pivka, Unica, y Ljubljanica.

paseo-rio-ljubljanica-que-hacer-liubliana

9. El Tromostovje

Desde la Plaza Prešeren hacia el sur, hay un "tri-puente" conocido en Liubliana como Tromostovje... lo de tri-puente es porque verás que consta de un puente más ancho en el centro, y otros dos puentes estrechos en los laterales. Originalmente, solo estaba el puente central, pero durante el siglo XX, a medida que fue aumentando el tráfico de vehículos, se hizo necesario añadir los dos puentes laterales para el tránsito de personas. Sin embargo, hoy en día está prohibida la circulación de coches en los tres puentes, al igual que en el resto del centro histórico de Liubliana. No obstante, como seguramente notarás en cuanto llegues al casco antiguo, esta restricción no afecta a las bicicletas ni a los patinetes eléctricos, que en mi opinión suponen un gran riesgo para los peatones (y me refiero a ambos, no solo a los patinetes). Las bicis en Liubliana van super rápido, sin mostrar ningún tipo de miramiento con los viandantes, por lo que constantemente sientes que vas a ser atropellado 😖 así que ésta fue una de las cosas que menos me gustaron de la ciudad.

10. El Mercado Central

El mercado abre todos los días excepto los domingos, siendo el horario de lunes a viernes de 9 a 18 h (en invierno de 9 a 16 h), y los sábados de 9 a 16 h. Es un lugar muy animado y colorido, con multitud de puestos de comida fresca y local. No obstante, en el Mercado Central no solo puedes encontrar productos frescos, sino que también se venden platos ya preparados para comer en el mismo lugar. Además, los maravillosos soportales diseñados por el famoso arquitecto esloveno Jože Plečnik, en el edificio situado entre la gran plaza y el río Ljubljanica, le dan al mercado un aire de lo más distinguido. Por todos estos motivos, acercarte al Mercado Central de Liubliana es una de las cosas que no puedes dejar de hacer en Liubliana.

En esta plaza además, nos llamaron mucho la atención dos máquinas expendedoras muy curiosas, algo que no habíamos visto antes en ningún otro país... ¡una máquina expendedorade huevos, y otra de leche fresca!

mercado-central-liubliana-cosas-imprescindibles

11. La Catedral de San Nicolás

En el lateral de la plaza donde se encuentra el Mercado Central opuesto al río, se encuentra la catedral de Liubliana, dedicada a San Nicolás. El edificio actual data de principios del siglo XVIII y es de estilo barroco. Se puede visitar su interior de forma gratuita en horario de 10 a 12 h por las mañanas o de 15 a 18 h por las tardes, por lo que sin duda se trata de uno de los lugares imperdibles que ver en Liubliana. También te recomiendo que disfrutes de las asombrosas puertas de bronce totalmente talladas en los lados sur y oeste.

12. Mesarski Most - El Puente de los Carniceros

A pesar de lo poco romántico nombre, desde hace años este puente se ha convertido en el lugar de referencia para los enamorados que quieren dejar su marca en la ciudad colocando un candado, y tirando después la llave al río Ljubljanica. Además de la curiosidad de los candados y de las preciosas vistas que se disfrutan desde el puente, también destaca por unas esculturas de bronce un poco perturbadoras, obra del escultor esloveno Jakov Brdar. El puente se encuentra muy céntrico, justo por debajo de la plaza donde se encuentra el Mercado Central, por lo que se trata de uno de los lugares imprescindibles que ver en Liubliana.

puente-carniceros-lugares-imprescindibles-liubliana

13. Zmajski Most - El Puente de los Dragones

Se sitúa en el límite del casco antiguo, por lo que justo en este puente es donde comienza de nuevo a haber tráfico de automóviles, lo que ciertamente le roba parte de su encanto. El principal atractivo de este puente son las estatuas de dragones. Según una leyenda, el dragón es el protector de Liubliana, motivo por el cual se encuentra en el escudo de la ciudad.

14. La Plaza del Ayuntamiento

Esta plaza está directamente conectada con los tres puentes y por tanto, con la Plaza Prešeren. Además del edificio del ayuntamiento, podrás ver la conocida como Fuente de Robba, que me recordó muchísimo a las fuentes que hay en las plazas más destacables de Roma.

fuente-robba-lugares-imperdibles-que-ver-liubliana

15. El Castillo de Liubliana

Merece la pena subir al castillo de Liubliana para tener unas buenas vistas de la ciudad, si bien el camino puede resultar algo exigente para gente poco acostumbrada a andar, y a parte tampoco es posible si vas con un carrito de niño pequeño, una silla de ruedas, o similar. Se tarda unos 15 minutos en subir andando, y hay dos caminos posibles (nosotros subimos por uno y bajamos por otro): uno de los caminos es a través de calles normales y no tiene apenas escalones pero hay cuestas muy pronunciadas, y el otro camino es a través de un parque, subiendo por unas plataformas de madera que están colocadas haciendo pequeños escalones para salvar el desnivel. Es posible visitar el interior del castillo por 10 €, si bien nosotros no lo visitamos porque el día previo ya habíamos estado en el castillo de Bled y no nos gustó mucho, y, según habíamos leído previamente en varios blogs, el castillo de Liubliana es parecido. De todos modos, si quieres entrar al castillo de Liubliana y lo de subir andando no te convence, hay un funicular que te lleva desde la Plaza Krek hasta la parte alta de la ciudad, donde se encuentra el castillo (el precio de la entrada al castillo más el funicular es 13 €).

mirador-castillo-liubliana-que-ver-hacer

16. Čevljarski Most - El Puente de los Zapateros

El Puente de los Zapateros es otro de los puentes monumentales de la ciudad sobre el río Ljubljanica. Este puente es obra, como no, del arquitecto Jože Plečnik (como casi todo lo relevante en el centro de Liubliana), y destaca por las numerosas columnas situadas en los laterales sin ninguna razón más allá de lo puramente decorativo. 

17. La Plaza del Congreso

En esta gran plaza, la más grande de la ciudad, puedes encontrar la sede de la Universidad de Liubliana y la Iglesia de la Trinidad. Además, en anexo a la plaza hay una pequeña zona ajardinada conocida como Parque Zvezda, con un bonito quiosco (Paviljon).

sede-universidad-liubliana

18. El Museo Nacional de Eslovenia

A tan solo 5 minutos andando desde la Plaza del Congreso se encuentra el Museo Nacional, al cual se considera como el museo más importante de Liubliana y de todo Eslovenia. Según leimos, cuenta con una extensa colección de objetos arqueológicos, si bien durante nuestro viaje a Liubliana el museo se encontraba en reformas, por lo que no nos fue posible informarnos sobre los precios u horarios de apertura. Al lado del Museo Nacional se encuentran también el Museo de Historia Natural y el Museo de Arte Moderno, y a escasos minutos está el edificio de la Ópera.

19. El Parque Tívoli

Al lado del distrito donde se concentran los museos, verás la entrada al Parque Tívoli, que es la zona verde más extensa de Liubliana y por tanto el pulmón de la ciudad. Esta zona verde se diseñó originalmente en el siglo XIX, si bien sufrió bastantes cambios en el siglo XX, bajo la dirección del arquitecto Jože Plečnik. 

parque-tivoli-imprescindibles-que-hacer-liubliana

20. Iglesia Ortodoxa Serbia de los Santos Cirilio y Metodio

Muy cerca de la entrada principal al Parque Tívoli se encuentra una Iglesia Ortodoxa Serbia que para nosotros fue una de las grandes sorpresas de Liubliana. Vimos la iglesia por casualidad cuando salíamos del parque y nos llamó la atención el exterior, por lo que nos acercamos, y ahí descubrimos que se trataba de una iglesia ortodoxa. Ésta es la primera iglesia ortodoxa que visitábamos, por lo que enseguida nos sorprendieron varios elementos que son bastante diferenciales con respecto a las iglesias católicas, como la ausencia de bancos o la abundancia de ornamentos dorados. Se puede entrar de forma gratuita a esta iglesia, por lo que es una de las cosas que te recomiendo visitar en Liubliana.

iglesia-ortodoxa-serbia-que-ver-liubliana

21. Comer un helado en Vigò

La gastronomía en la zona oeste de Eslovenia, está muy influenciada por la cercanía con Italia, por lo que los helados son muy populares. En la pastelería Vigò puedes encontrar los mejores helados de la ciudad, por lo que en tu visita a Liubliana no puedes dejar de ir a este establecimiento. Se han vuelto tan populares, que es habitual ver largas filas en la entrada durante los meses de buen tiempo. No obstante, si tu viaje a Liubliana no es en verano, también puedes acercarte a Vigò a probar alguna de sus tartas más reseñables. Este establecimiento se encuentra muy centríco, entre la Plaza del Ayuntamiento y el Tromostovje, por lo que te será muy sencillo de localizar.

22. Probar la Cockta

La Cockta es una bebida gaseosa muy conocida en Eslovenia, ya que se trata del primer refresco que se patentó y se comenzó a comercializar en la República Federativa Socialista de Yugoslavia (en 1953). A día de hoy se continúa comercializando en todos los países de la península balcánica. El color es muy similar a la Coca-Cola, si bien la Cockta no contiene cafeína.

que-hacer-liubliana-probar-cockta-refresco

23. Subir al Nebotičnik

Aunque se trata de un edificio de tan solo 13 plantas, que en otra capital europea cualquiera pasaría bastante desapercibido, el Nebotičnik destaca en Liubliana porque la altura media de los edificios es bastante pequeña. De hecho, Nebotičnik significa nada más y nada menos que rascacielos en esloveno 😆. En el último piso de este edificio hay un restaurante con vistas 360 de la ciudad, por lo que comer o tomar algo en este restaurante es una de las cosas imprescindibles que hacer en Liubliana.

24. Casa Vurnik

Junto con el Palacio Hauptamm, la Casa Vurnik se trata de otro de los edificios de estilo Art Nouveau imprescindible que ver en Liubliana. Fue diseñado en 1921 siguiendo el estilo conocido como "Vienna Secession", que es un tipo de Art Nouveau. Actualmente también se conoce a este edificio bajo el nombre de Cooperative Business Bank Building. Es una pena que no se pueda visitar su interior, que según hemos leído también está super decorado, y contiene murales de escenas de campo eslovenas.

25. Metelkova

Si esta lista de lugares imprescindibles que ver en Liubliana se te queda corta, también puedes acercarte a conocer el barrio Metelkova, uno de los centros arte urbano y cultura alternativa más importantes de Europa, junto con el conocido barrio de Christiania en Copenhague. 

Días necesarios para visitar Liubliana

Para recorrer los lugares imprescindibles que ver en Liubliana es suficiente con 1 día, ya que si bien hay muchos sitios interesantes, la ciudad es pequeña y se puede visitar a pie sin problemas. No obstante, si quieres realizar un free tour y poder disfrutar de la ciudad con un poco más de calma, yo te recomiendo pasar al menos 2 días en Liubliana.

Además de los imperdibles que ver y hacer en Liubliana, Eslovenia tiene muchos otros lugares interesantes que ver, y de los que te iré hablando en las próximas entradas. La ventaja es que al tratarse de un país pequeño, la mayoría de los lugares pueden conocerse en una excursión de un día desde Liubliana. Entre los lugares más habituales para los viajeros, se encuentran:
  • Lago Bled, desfiladero de Vintgar Gorge, y lago Bohinj
  • Otros lugares del Parque Nacional del Triglav (Kranjska Gora, Bovec...) y valle del río Soca
  • Cuevas de Postojna y Castillo de Predjama
  • Costa eslovena: Piran, Izola y Koper
  • Otras ciudades del interior de Eslovenia: Máribor y Kranj

Comentarios

Entradas populares